RSE


ASPECTO SOCIAL
Los planes de acción de desarrollo social, establecen compromisos inmediatos y en el largo plazo que permitan un acompañamiento del desarrollo social para establecer una comunicación y un diálogo con la comunidad transparente, directo y continuo.
Igualmente establece estrategias para mejorar el bienestar social de los grupos de interés ubicados en las zonas aledañas al desarrollo del proyecto.
La práctica de la Responsabilidad Social/Empresarial juega un rol importante en esta dirección; complementariamente, algunos lineamientos adicionales de estrategias pueden ser efectivos para las buenas prácticas en la minería. Algunas de las estrategias para seguir las buenas prácticas son la delimitación del concepto de Responsabilidad Social del Estado en la gestión de los recursos naturales; el establecimiento de mecanismos de cooperación para lograr un equilibrio entre las valoraciones endógena y exógena de los recursos naturales; la fijación de políticas y mecanismos operativos que permitan una clara compatibilidad entre la responsabilidad social empresarial y la competitividad auténtica.
Asociadas a estas estrategias están otras tales como el establecer la diferenciación entre Responsabilidad social y el Mercadeo Social. La redefinición de las formas internacionales de contratación comercial, introduciendo el concepto de “cotización sustentable”. La definición de criterios para establecer la corresponsabilidad entre los productores y consumidores internacionales de recursos naturales. El diseño de instrumentos para captar parte de las rentas derivadas de situaciones excepcionales de mercado y la organización de un ajuste energético mundial. Son muchas las tareas de la industria minera en la implementación de las buenas prácticas establecidas a nivel mundial, pero sin duda ya hay ejemplos que grafican la compatibilidad entre la minería, la comunidad, y sus focos de desarrollo. El debate se inclina hacia qué tipo de minería estamos dispuestos a defender.